La geología es uno de los factores que ejerce mayor influencia sobre la presencia y distribución del agua subterránea en la corteza terrestre. El ambiente físico donde ocurren los procesos hidrogeológicos es netamente geológico; las aguas subterráneas se acumulan y se mueven en el interior de las formaciones geológicas. El tipo de roca, las estruc turas geológicas y los depósitos no consolidados, condicionan el funcionamiento de los acuíferos. Así mismo, condiciones hidrodinámicas y geológicas de las rocas y sedimentos determinan la composición química del agua que contienen.
El territorio colombiano presenta ambientes geológicos muy variados y muy complejos. En el subsuelo se encuentran rocas y sedimentos de distinta litología, edad y origen, que determinan sus características y propiedades para la circulación del agua (medio poroso o fracturado) y su capacidad para almacenarla y transmitirla. Debido a los procesos geológicos que han sufrido algunas formaciones litológicas, se han conformado estructuras y zonas con condiciones singulares para la acumulación y distribución de las aguas subterráneas: z o n a de meteor izacion d e las r o c a s í g n e a s y metamórficas, zonas de fracturas regionales, medio kárstico, entre otras