INFILTRACIÓN:

Se le llama así al paso del agua que cae de las lluvias y penetra entre la superficie y las capas del suelo, a través de los poros y aberturas que se encuentran entre las rocas del suelo. El agua que se infiltra en el suelo se denomina agua subsuperficial. El agua que se infiltra puede seguir tres caminos: Puede ser devuelta a la superficie y evaporada hacia la atmósfera, puede ser absorbida por las raíces de las plantas y regresada por la evapotranspiración y por último puede infiltrarse profundamente en el suelo, formando corrientes subterráneas.
external image images?q=tbn:ANd9GcQhBTIuYotQfiStMDqcFfISIzeBaFUWK4-Vuoxs5kSLTtFNnA60pQ&t=1

Siguiente